fbpx

USO INDEBIDO DE MEDICAMENTOS RECETADOS

El uso indebido de opioides, depresores del sistema nervioso central y estimulantes recetados es un problema de salud grave en Estados Unidos. Si bien la mayoría de las personas toman los medicamentos recetados con responsabilidad, se estima que en 2017 aproximadamente 18 millones de personas (más del 6 % de las personas mayores de 12 años, inclusive) abusaron de estos medicamentos al menos una vez durante el año anterior.

Los motivos del aumento del uso indebido de medicamentos recetados varían según la edad, el sexo y otros factores, pero probablemente entre ellos están:

  • La facilidad de acceso a los medicamentos.
  • La falta de información sobre las propiedades adictivas de los opioides recetados y
  • La percepción de que los medicamentos recetados son menos perjudiciales que las drogas ilegales.

Adolescentes y jóvenes

El uso indebido de los medicamentos recetados es más alto entre los jóvenes de 18 a 25 años.

Después del alcohol, la marihuana y el tabaco, los medicamentos recetados (usados sin fines medicinales) están entre las drogas que más consumen los estudiantes de 12.° grado.

Los jóvenes que hacen uso indebido de medicamentos recetados son más propensos a reportar el consumo de otras drogas. Diversos estudios han revelado la relación que existe entre el uso indebido de medicamentos recetados y los índices más altos de consumo de cigarrillos, episodios de consumo excesivo de alcohol y consumo de marihuana, cocaína y otras drogas ilegales por parte de adolescentes, jóvenes y estudiantes universitarios en Estados Unidos. En el caso de los opioides recetados, el hecho de recibir una receta legítima de estas drogas durante la adolescencia también crea un mayor riesgo de usar opioides en forma indebida en el futuro, particularmente en los adultos jóvenes sin antecedentes o con pocos antecedentes de consumo de drogas.

LEE EL ARTICULO COMPLETO AQUI

SI TU O ALGUIEN QUE CONOCES TIENEN DUDAS ACERCA DEL ABUSO DE SUSTANCIAS LLAMA YA a línea nacional de ayuda SAMHSA: 1-800-662-HELP (4357). Este servicio gratuito y confidencial está disponible tanto en inglés como en español.

Publicaciones recientes